Condenan al SERGAS a pagar una indemnización de 170.000 euros por perforar la vena cava en la recolocación del electrodo de u

Publicado el 19/12/2017

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia condena al SERGAS a indemnizar a los familiares de un paciente joven fallecido al recolocarle un desfibrilador automático implantable (DAI).
La rotura de la vena cava superior durante el acto quirúrgico constituye, a criterio del Tribunal, un daño desproporcionado, ya que no guarda relación o proporcionalidad con la entidad de la cirugía. La Sala de lo Contencioso-Administrativo consideró que la actuación del Servicio de Cirugía Cardiaca no se ajustó a la Lex Artis de la Medicina.

http://www.diariomedico.com/2016/10/03/area-profesional/normativa/perforar-la-cava-al-reimplantar-un-dai-es-dano-desproporcionado